Del dicho al hecho: pastoreo racional y sus resultados

Del dicho al hecho: pastoreo racional y sus resultados

Reproducimos una nota aparecida en la publicación digital FORORURAL realizada por el productor miembro de la Alianza del Pastizal, quien es uno de los referentes del Pastoreo Racional Voisin en el Uruguay, Juan Roberto Dutra, de Tacuarembó.

Como siempre, llegué sobre la hora. En el hall de entrada a la Iglesia Mormona -que había cedido gentilmente su local para la jornada- me crucé con Luis Sardo, el hombre del puntapié inicial del evento. Sin mirar hacia adentro, le pregunté: hay gente? Me dijo: “si, esperamos al Intendente para arrancar”. De refilón, miré para la parte del salón que se veía de allí, y conté treinta personas. Fui hasta el final del largo hall, entré, levanté la cabeza, y me temblaron los hombros. El salón estaba lleno..pero en serio.

De los 280 lugares habían muy pocos vacíos, en eso se me llamó la atención para la llegada del Intendente, y el abrió la tarde con un discurso de bienvenida. Le siguieron los organizadores, el Ing. Sardo, el Presidente del Consejo Agropecuario Departamental José Queirolo, y el Edil Monsón.

Las relatorías estuvieron a cargo de Queirolo, Joaquín Lapetina (INIA) y Alejandro Terra (IPA)

Puntualmente comenzó Alejandro Wells -Estancia La Cristina, Colonia- a disertar sobre los bonos de carbono, algo que aún es desconocido para la mayoría de los productores, y remató entregando un bono que representaba lo equivalente a la huella de carbono generada por la jornada. Naturalmente que no todos pudieron asimilar la idea de esto, y el propio Wells aclaró que esto recién comienza. En pocos años, si todo corre normalmente, se estarán generando rentas adicionales en predios que establezcan manejos racionales, ya que una hectárea de pasturas nativas bien manejadas, captura por día lo que una vaca emite por año.

En seguida le tocó a Guillermo Rossi explicar el funcionamiento de La Cristina, un PRV puro, con ciento y pico de potreros. El manejo sencillo, el agua limpia en la parcela, bombeada desde perforaciones con energía solar…un sueño que genera más de 200 kilos de carne por há sin otro insumo que el sol, en campos que aún se recuperan del maltrato sufrido en manejos extensivos.

Completando la comitiva de Colonia, el Dr. Bounous disertó sobre su PRV en tres hectáreas, que produce la barbaridad de hasta 900 kilos de carne en cada una de ellas. Agua en todas las parcelas, homeopatía, humildad. Este hombre almacena de tres a cuatro fardos en primavera para enfrentar los inviernos. Todo un ejemplo de lo que se puede hacer cuando hay voluntad y conocimiento. No pude dejar de pensar en mis conocidos que se quejan: “qué voy a hacer en 200 hás?? Morirme de hambre??” Impresionante.

También en hora comenzó Andrés Capurro a contar que está haciendo en El Aguará, campo que tiene sistematizado en más del 50%, con…370 parcelas!! En un régimen de rotación lo más aproximado a un Voisin posible, saca generosos 500 kilos de carne por há, barbaridad! Se vale de ajustadas fertilizaciones y de incorporación de especies valiosas. Mientras el ganado está en el 50% del campo sistematizado, la otra mitad se difiere. Este juego le permite pasar los inviernos sin sobresaltos. La verdad, no queda mucho para decir, después de ver sus números. Pero si mucho para aprender.

Diego Echenique le siguió, y con lenguaje claro contó sus logros en el Ñapindá, 100% sistematizado y dividido por módulos. En un módulo la cría, en otro la recría, y eso se respeta. No existe en su explotación ni una sola área que se maneje bajo pastoreo continuo, lo que quizá explique porqué sin enormes inversiones en pasturas o fertilizaciones ande bien por encima de los 100 kilos de carne por há. Si tuviera que incorporar alguna especie, lo hace en base a festucas. Como siempre, recalcó la sencillez como base del manejo. Cambios rápidos, en moto o en camioneta, a veces a pie, trabajo éste 100% familiar.  No trabaja con pastoreos al ras, prefiriendo corregir excesos con pastera. También es un convencido de la importancia de agruparse, algo tan escaso en nuestro medio.

Después de un breve corte el Dr. Daniel Salada dio un show de nitidez con su presentación sobre el manejo parasitario dentro de sistemas racionales. Explicó con enorme solvencia los fundamentos de la resistencia, y porqué en sistemas racionales estarían dadas las condiciones para un mejor control de los parásitos. Hasta quien no sabía nada de vacas salió entendiendo los conceptos. Admirable.

A continuación, Sergio Itzaina, -El Gavilán, Durazno- mostró lo que a mi ver puede ser un camino interesante. Ellos seleccionaron un área pequeña para el establecimiento y resolvieron subdividirlas en parcelas. Como los lanares hacen parte de la explotación, y como por ser una experiencia tentativa no querían invertir demasiado, hicieron el esfuerzo de excluir a las ovejas de esa parte, y de esa forma poder hacer eléctricos de un solo hilo. Los resultados fueron sorprendentes. En las poquitas parcelas que hicieron, produjeron un pico de 250 kilos de carne por há… vaya cambio. Significativo el hecho de que al arranque, hacían los movimientos en orden secuencial. Hoy en día ya están yendo hacia la parcela que presenta las mejores condiciones, lo que marca una evolución que por mi experiencia, no tiene marcha atrás. Es la clara comprensión del pastoreo.

Lamentablemente no tuve oportunidad de conversar con ellos, pero seguramente ya verán la posibilidad de ampliar el sistema, quizá incluyendo los lanares. Así como Diego, trabaja la familia en el día a día.

Como siempre, temblando, me tocó pasar al frente. Por más que ya no sea la primera vez, no es changa. Como todo de campaña, el día anterior me saqué las botas de goma, me afeité y me corté el pelo. Al otro, estaba frente a más de doscientas personas con la responsabilidad de transmitir un mensaje. Por lo ajustado del tiempo, sin imágenes ni PowerPoint. Conté un poco de la historia familiar, desde que vinimos a este campo a vivir en una carpa, las deudas, las madrugadas y los solazos. Luego pasé a la evolución de un establecimiento tipo de nuestra zona, con 27 kg/carne/há anuales a los 250 del PRV sin ningún artilugio químico o genético. Conté como fuimos sistematizando el resto del campo, los tres sistemas de pastoreo que hoy cubren La Cascada, hasta llegar al primer mensaje:

  • Cualquier (cualquier) sistema de pastoreo que se instale en un campo será indiscutiblemente superior al pastoreo continuo.

Para llegar al segundo mensaje, tuve que contar mi sueño.. tener un lindo campo, una linda familia, que me esperara a mi retorno en una linda casa.

Lo tuve. Pero hoy, mi familia está partida. Por la necesidad de seguir estudiando, nuestros hijos tuvieron que irse. Sigo sin entender cómo, en el 2017, no se haya encontrado la forma de proporcionar a los jóvenes rurales una educación media y porqué no, terciaria, en su casa, para que no precisen irse, cuándo no quieren. Es el éxodo rural una política de estado? Naturalmente no. Entonces, que pasa?

Los dos caminos que tiene la ganadería son el convencional (contaminante, erosivo, degradante, antieconómico) y el agroecológico ( rentable, amigable, restaurador, espiritualmente recompensante). Ocurre que hoy día, el 95 % de los predios uruguayos manejan sistemas convencionales, y toda la estructura, desde lo académico hasta la logística está fundada en ese sistema. Cambiar esa realidad solo es posible inyectando a ese esquema un virus. Ese virus es la educación.

  • Educar hacia lo agroecológico es el único camino posible para sustentar nuestra ganadería.

La imagen que recibe el mundo de la ganadería es de las peores. Somos los herejes de turno, y en gran parte merecemos el título, basta en nuestro caso intentar tomar un vaso de agua del Santa Lucía. Para cambiar esa imagen, el pastoreo racional se presenta como la mejor alternativa, si no la única.

Por último Gustavo Garibotto, de AUGAP y Alianza del Pastizal presentó los futuros estudios que se harán en predios que manejan sistemas de pastoreo, intentando ponerle números uruguayos a la tecnología del cuidado de los pastos. Con la segunda edición del proyecto Más Tecnologías será posible avanzar en otras áreas, profundizar en las que ya se ha avanzado en la primer edición y lograr datos que sirvan de base para lanzarse hacia estas nuevas tecnologías sin tantos temores.

En fin, el evento fue un suceso. Uruguay se encamina hacia un cambio. Ver salas llenas cuando se cita por este tema no es casualidad, ya son muchas. Y sea con el sistema de Voisin, o con el de Capurro, de Echenique, Itzaina o Bounous, e incluso con sus adaptaciones personales, lo que pueda Ud. hacer es un avance importante.

El gran enemigo, aquí, es el pastoreo continuo.

Felicidades a Durazno, Capital Nacional del Pastoreo Racional.

Hasta abril del 2018.

Juan Roberto Dutra